Viviendo a Halsman

Hace bastantes meses, desde Visa Pour L’Image, que no iba a una expo de fotos.  Me he perdido alguna buena en Barcelona, y aún tengo alguna buena por ver.  De hecho, quiero hacer entrada en el blog de Visa, pero no me he sentado a escribir, y con el tiempo, las ideas se han ido diluyendo.  Pero intentaré recordar todo para poder escribir.

Hoy, domingo, decidí que necesitaba salir de mi casa y vivir esa Barcelona que tanto me apasiona.  La Barcelona de las expos, de la cultura, de los rincones escondidos y de la magia disponible para todos.

Le escribí a Marisol y a Mali para ir a ver la expo de Philippe Halsman en Caixa Forum, sin expectativas.  Tristemente, no sabía quién era hasta que vi sus fotos, entonces supe quién era, el gran retratista, el que ha hecho las fotos de los famosos que hacen que cuando nos imaginemos a esos famosos, pensemos en esa foto.  Cuando pienso en la cara de Dalí, la imagen que me viene a la mente es una foto de Halsman, cuando pienso en la cara de Einstein, me pasa lo mismo.

La expo de  Halsman en Caixaforum, como casi todas las de Caixaforum, nuevamente fue perfecta, increíble la puesta en escena, la manera de seleccionar las fotos, el recorrido, los textos…   Dividida en 4 partes, la expo comienza con las primeras fotos de Halsman en París, dónde aún estaba naciendo el fotógrafo que un día llegaría a ser.  Es la primera vez que en una expo se pueden ver esas fotos de París.  Y en esas fotos del principio, se ve como Halsman comienza a experimentar con algún foto-montaje, con algún collage.  Luego la expo pasa a los retratos, la moda, las publicaciones (muchas portadas de la revista Life), y acaba con dos secciones super interesantes: Jumpology y Dalí.

Jumpology.  Y cito a Halsman que es lo más fácil para describir este increíble proyecto que nació en los 50s.  “Starting in the early 1950s I asked every famous or important person I photographed to jump for me.  I was motivated by a genuine curiosity.  After all, life has taught us to control and disguise our facial expressions, but it has not taught us to control our jumps.  I wanted to see famous people reveal in a jump their ambition or their lack of it, their self-importance or their insecurity, and many other traits.”   Todas esas fotos ponen una sonrisa en la cara del espectador, la gente cuando salta se desinhibe, se siente joven,  y deja de ser “famoso”, parece como que se desnuda ante la cámara.

Y el recorrido acaba con lo que para mí fue la mejor parte de la expo, las fotos de Dalí.  Dalí y Halsman fueron cómplices en la creación de las fotos, me imagino esos momentos como si para ellos fuera un reto, un juego, una aventura.  Hacer fotos difíciles, divertidas, locas en su totalidad (con el respecto increíble que tengo a la palabra Loco después de haber leído tantas veces a Gibran).  ¡Yo quiero el libro de Dali’s Mustache en mi colección a partir de mañana!

A los que lean esto y están en Barcelona, porfa visiten esta expo que todavía se puede ver hasta el domingo 06 de noviembre.  Vale la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *